Contrato de becario: Características y requisitos de las prácticas

Algo que últimamente está muy de moda es hacer prácticas a partir de un contrato de becario. Esta tendencia, favorece a los estudiantes porque les permite ir obteniendo experiencia y adentrarse en el mundo laboral pero sin duda, a quién más les conviene es a los empresarios.

Veamos en qué consiste, cuáles son las características y qué debemos de tener en cuenta a la hora de aceptar un “contrato de becario”.

Qué es un contrato de becario

El contrato de becario o también conocido como “convenio de prácticas”  es un acuerdo que se firma entre la empresa y el centro de estudios donde el estudiante está matriculado.

El objetivo de este contrato, es que el estudiante realice las prácticas de su formación y pueda tener una primera experiencia en un puesto de su ámbito. Es importante destacar, que para poder firmar un contrato de becario, el alumno debe estar matriculado en el centro y haber superado un mínimo de créditos de su plan de estudio

Qué tipo de prácticas puedo hacer con este tipo de contrato

Existen dos tipos de prácticas con las que el estudiante puede optar al contrato de becario. Por un lado, tenemos las prácticas curriculares, que son de carácter obligatorio y forman parte del plan de estudios y por otro lado; las prácticas extracurriculares. 

Aunque la finalidad de ambas sean la misma, existen ciertas diferencias entre prácticas curriculares y extracurriculares; por lo que el alumno deberá de informarse previamente y escoger la que más se adapte a su situación o necesidad.

Requisitos para firmar contrato becario

Para que sea posible firmar un contrato de becario, se deberán de cumplir los siguientes requisitos:

1. Que el alumno esté matriculado en un centro de estudios; bien sea un centro de formación autorizada o una universidad.

2. Que las prácticas esten relacionadas con la titulación que está cursando el estudiante.

3. Tener más del 50% de los créditos de la formación superados.

4. En el caso de las prácticas curriculares, el alumno debe de estar matriculado en la asignatura.

5. El alumno será quien se encargue de buscarlas y gestionarlas con ayuda del centro

Diferencia entre contrato en prácticas y becario

La principal diferencia entre el contrato de trabajo en prácticas y el contrato de becario, es que en el contrato en prácticas la persona debe de estar ya titulada, es decir, con sus estudios acabados. 

La segunda diferencia, pero no por ello menos importante, es que el contrato de trabajo en prácticas establece una relación de tipo contractual laboral y el contrato de becario no. Por consiguiente, el empresario tiene la obligación de retribuir económicamente al trabajador en prácticas y cotizar por él en la SS; mientras que para el becario no existe el derecho de retribución. 

La normativa aplicable al contrato de becario, es el Real Decreto 592/2014 de 11 de julio, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios, aunque actualmente están trabajando nuevas leyes para regular los aspectos de esta materia.

Contrato de becario características

Características del contrato del becario

Una vez conocemos los requisitos, veamos cuáles son las características, derechos y obligaciones que se vinculan con este tipo de contrato:

No existe remuneración por parte de la empresa al estudiante.

No suponen una relación laboral.

– El tiempo máximo es para las prácticas extracurriculares 1800 horas y para las curriculares el número de horas establecido en el plan de estudios.

– El alumno tendrá 2 tutores: uno asignado por el centro de estudios y otro que debe pertenecer a la empresa.

– Al final del contrato, el alumno deberá entregar una memoria de todos los días de las prácticas, indicando cuáles han sido sus funciones y conocimientos adquiridos.

– El alumno evaluará dichas prácticas, así como a la empresa donde las has realizado.

– El estudiante debe de poder participar en las actividades del centro o universidad.

– Al final de las prácticas y en base a los criterios del centro de estudios, el alumno será evaluado.

 

Contrato de becario: salario

Como ya hemos mencionado, el contrato de becario NO es remunerado. La empresa no tiene ningún tipo de obligación en ese sentido, pero si que existe la posibilidad de ofrecer una “compesansación de gastos”.

Esto significa, que de manera expecional y de forma voluntaria, la empresa puede ofrecer una cantidad de dinero con la que el estudiante puede costearse algunos gastos derivados de realizar dichas prácticas como por ejemplo, los costes de transporte o de comida, en caso de que la jornada requiera comer en el trabajo.

Finalmente, esta cantidad de “salario de becario” no está estipulada en nigún sitio ni es obligatoria, por lo que cada empresario es libre de decidir si la ofrece o no; y en caso de que la ofrezca, de establecer él mismo dicha cantidad.

 

RESUMEN:

1. Para que exista contrato de becario el alumno debe de estar matriculado en un centro de estudios o univerdad 

2. Lo que se firma es un convenio entre dicho centro y la empresa

3. El alumno adquiere experiencia gracias a este periodo de prácticas

4. Las prácticas deben de estar relacionadas con su formación

5. Se diferencia del contrato de trabajo en prácticas porque no existe una relación contractual y el alumno sigue estudiando

6. Con el contrato de becario no se cobra, a no ser que la empresa ofrezca una «compensación de gastos»

 

Hasta aquí todo lo básico y necesario sobre el contrato de becario. ¿Consideras que necesitas algo más? No dudes en seguirnos en nuestras redes y estar al tanto de todos los tips que publicamos.

 

¡SUERTE!

2 comentarios en «Contrato de becario: Características y requisitos de las prácticas»

  1. Pingback: Salidas Profesionales Criminología - Qué es y dónde trabajar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *